7 de septiembre de 2012

El desarrollo del Método de Sanación con Rosas




Por: Antonia Torres Burke (http://uncursillosobreelcorazon.blogspot.com/)


En el corazón de la Madre Cósmica siempre estuvo el germen, la semilla, de lo que hoy está siendo el método psicorspiritual de Sanación con Rosas, así como en Su Corazón está el germen de TODO LO QUE ES.

Este es el punto primero, el pivote central de este método. Es decir que es esto: la presencia de la Señora, Su Energía transformadora, la que la articula y da sentido y contenido
a la amplísima diversidad de técnicas ancladas en y enfocadas al desarrollo y evolución psicoespiritual, tanto de quienes se acerquen al aprendizaje del método, como de quienes acuden a recibir sanación.

He podido ser testigo de como este método ha venido siendo traducido, de manera amorosa y veraz, por Luis Felipe; de cómo todo comenzó para él con pequeñas pulsaciones, con susurros apenas reconocibles, con trozos discretos de lo que aún hoy sigue completándose.

Pude ver, sentir, cómo él fue siendo habitado, cuestionado, movido y conmovido por la información y por la amorosa energía de Ella, una y otra vez... una y otra vez.Vi cómo él se ha ido plegando, con obediencia y sensatez, y como ha ido creciendo y ampliándose para aceptar y aprender los mandatos del método, tanto para transmitirlos como para vivirlos en sí mismos.

Esto último, el proceso de ir viviendo el método, de transmiitirlo como sanadores, de transformar y ser transformado a través de él, ése es el propósito. Un propósito que se puso en marcha, de a poquito, por ahí de 1995, y después con un primer curso (en 1999), y que de a poquito se ha ido transformando en un torrente de luz que alcanza para todos.AMSARO surge entonces porque expresa en términos legales (y hasta contables) una realidad que va más, mucho más allá de eso:

- Que somos una comunidad viva, móvil, en continuo crecimiento, aprendizaje y transformación a través del servicio y el trabajo personal.

- Que esta comunidad está conformada por quienes elegimos, de manera consciente y voluntaria, tener una conexión amorosa y dispuesta con la Energía de la Madre, en cuyas manos queda la sanación del que acuda.


- AMSARO surge también para dar sustento y reguardar al sentido último e inequívoco de este método de Sánación con Rosas: el regreso al Corazón de la Madre, el podernos mirar en Ella y Ella en nosotros, el sabernos pues como parte de Ella, como latidos individuales de ese único corazón.

No hay comentarios:

Publicar un comentario