4 de julio de 2012

Da la bienvenida a tu bebé





¿Estás esperando bebé?, puedes hacer esta sencilla sanación para darle la bienvenida.

La participación de mamá y papá en esta sanación es importante, porque propicia el encuentro amoroso de la pareja con el bebé que esperan, y la pequeña alma que está formándose integra las energías materna/paterna amorosamente, incorporando en su desarrollo la ternura, el amor, fortaleza y protección que necesita.

Si tu pareja no puede participar, es importante que hagas su parte de la sanación, para integrar ambas energías en el bebé.

Para mamá
Toma entre tus manos una rosa de color blanco y una de color rosa, llévalas a tu corazón y contacta con la energía divina que lo habita. Siente la energía de tu bebé y dile que es un ser deseado y esperado para ser amado y cuidado, dale las gracias por elegirte como mamá, lleva las rosas hacia tu ombligo y sostenlas ahí por unos minutos, mientras el bebé se nutre con la energía amorosa de mamá.

Para papá
Al mismo tiempo, toma entre tus manos una rosa de color blanco y una de color rojo, llévalas a tu corazón y contacta con la energía divina que lo habita. Siente la energía de tu bebé y dile que es un ser deseado y esperado para ser amado y protegido, dale las gracias por elegirte como papá, lleva las rosas hacia el ombligo de tu compañera y sostenlas ahí por unos minutos, mientras el bebé se nutre con la energía amorosa de papá.

Agradece a la Madre Amada, a tu pareja, a tu bebé y a tí misma (o) y retira las rosas, dejándolas en un florero cerca de tu cama, hasta que se sequen. Si te es posible, reposa la sanación y permite que sus almas se encuentren armoniosamente.

"El vientre de la mujer embarazada contiene al universo entero, y la energía divina y la humana danzan y se fusionan amorosamente para dar vida a un nuevo Ser". LFM

1 comentario:

  1. Me encanto, asi lo haremos mi pareja y yo.
    Gracias por compartir, esperamos recibir todas
    las Bendiciones de Dios Padre y de la Madre Amada para este nuevo Ser.

    ResponderEliminar