30 de marzo de 2012

Armoniza tu cuerpo y tu mente





"Abro mi mente, mi corazón y mi energía para recibir el amor, la abundancia y las bendiciones que la Madre tiene hoy para mí".




Para armonizar tu cuerpo y mente, solamente necesitas una rosa de color rosa y tu disposición para vivir en tranquilidad y armonía.


Puedes hacer la sanación en tu cama, en un sofá o sobre una colchoneta. Permanece sentado en una posición cómoda, toma entre tus manos la rosa, llévala a tu corazón y siente su enrgía sutil y amorosa, eso ayudará a conectarte con la energía divina de la Amada Madre que habita en ti.


Cuando termines de hacer tu conexión, separa doce pétalos de la rosa, acuéstate boca arriba y coloca los pétalos en el pecho, cerca de tu corazón y permite que tu energía se armonice y se equilibre.


Mientras estás en esta posición, toma la rosa con tu mano derecha y coloca en ella tu intención y voluntad de sanar las emociones, pensamientos o los eventos que desarmonizan tu cuerpo, tus emociones, tu mente o tu vida.




Permanece así durante 15 o 20 minutos, después agradece a la Amada Señora y a ti mismo/a por la sanación recibida. Retira los pétalos, colócalos bajo tu almohada y pon la rosa en un florero, dejándola junto a tu cama, con la finalidad de que pétalos y rosa sigan equilibrando, armonizando y sanando tu energía. Cuando se sequen regrésalos a la tierra para que completen su ciclo, poniendolos en un jardín o una maceta.






23 de marzo de 2012

Testimonio



La Sanación con Rosas es lo más maravilloso que me ha sucedido, es una experiencia donde el espíritu se calma y encuentra paz y tranquilidad; en unos segundos disfruto del bienestar y me siento feliz, pues con la sanación de rosas mi salud ha mejorado y me permite ayudar a mis semejantes.

Una de las experiencias que he vivido, es cuando uno de mis sobrinos políticos sufrió un accidente junto con su familia al otro lado de la frontera, donde fueron arrollados por un tráiler él, su esposa y su bebé. Fue tan impactante el suceso que a ellos los daban por muertos.

Recuerdo la desesperación de mi familia política, en esos momentos yo pensé en Dios y les dije "unamos nuestras manos y pidámosle a la Virgen de Guadalupe y a Dios por sus almas", yo quería rosas a las 11:00 p.m. y me dijeron que era imposible.

Salí a comprar leche y pan y en la puerta de la tiendita del pueblo encontré a una señorita vestida humildemente, parada con una cubeta repleta de rosas blancas, rosas, amarillas y anaranjadas y le compré dos ramitos, al regresar a casa me vieron con las rosas y se extrañaron pues a esa hora y en el pueblo nadie vende rosas.

Para mi fue la manifestación de la presencia de Dios y de la Virgen, y lo mejor de todo, es que los tres viven y se encuentran bien.



Patricia.


22 de marzo de 2012

Hoy sé lo que quieres de mí



HOY SÉ LO QUE QUIERES DE MÍ


Escrito por: Xochitl Villa


Hoy encontré un camino...
hoy me atreví a cruzarlo...
Gracias a las rosas de la Madre.
Hoy encontré un tesoro...
Hoy encontré mi "ego"...
Lo abracé y decidí no dejarlo ir.
Hoy encontré la confianza...
Hoy me vi en ellos...
Hoy Madre sé lo que quieres de mí.
Sé que no puedo quedarme en el silencio y la vergüenza,
no puedo quedarme en lo prudente, no puedo quedarme en la crítica y la culpa,
no puedo quedarme en el enojo y la venganza,
hoy la competencia encontró la puerta de salida.
Hoy no voy a empañar mi experiencia.
Gracias Madre.
Mis lágrimas entienden más que mis ojos y mi sentir es más sabio que mi cerebro.
Gracias Madre.
Hoy no voy a contentarme con "tantito", con ese coqueteo de luz y de integración...
Hoy lo quiero Todo...
Hoy sé lo que quieres de mí.