21 de noviembre de 2010

Conunícate amorosa y compasivamente


Si tienes necesidad de comunicar algo que te ha sido difícil decir, quieres tratar un tema que te ha enojado en el pasado, o quieres abordar un conflicto desde una postura amorosa; acerca a tu corazón una rosa blanca para entrar en contacto con tu alma.
Perdona y perdónate.Pide a la energía cósmica de la Madre del Universo que dirija tu voluntad y tus palabras para que la conversación que sostengas sea productiva y amorosa.

El corazón es sagrado, porque es donde residen el amor, el perdón y la compasión.


Debajo de cualquier crisis está la divinidad operando cambios.LFM