8 de septiembre de 2012

Soy sanadora con rosas




Por: Sonia Salvador León

 

Desde niña busqué el orden y lo encontré en la soledad y durante mucho tiempo hemos caminado juntas, sin embargo esto no era lo más "correcto".

Tuve unos padres que me dieron libertad de creencias religiosas, por lo que les estaré siempre agradecida.

Busqué y busqué sin permanecer en ningún sitio intentando encontrar no sabía qué: estudié algunas cosas que me acercaron poco a poco a lo que ahora me dedico con mucho cariño y a lo cual llamo mi profesión.

Las rosas me han brindado el orden que he buscado, también la alegría.He confirmado que siempre hay sorpresas gratas, amor entre los seres humanos y sobre todo,que es posible un profundo acercamiento con los demás.

Agradezco la compañía de los que han estado cerca de mí a lo largo del camino, a Luis Felipe mi maestro de Sanación con Rosas y sobre todo a la energía femenina amorosa, compasiva, sutil, de la Señora de Guadalupe.


1 comentario:

  1. Gracias Sonia, por compartir tu experiencia y desarrollo personal en este bello y amoroso camino en compañia de las rosas.

    ResponderEliminar